¿QUÉ CARAJOS ESTOY HACIENDO CON MI VIDA? Parte 2

pensar

 

 

En la 1ra parte de este artículo, publicado en este Blog el 21 de Octubre, planteamos algunas inquietudes que nos llevaban a preguntarnos si estamos verdaderamente satisfechos con cada aspecto de nuestra vida, si cambiaríamos alguno(s) de ellos, si sabemos hacia dónde vamos de seguir haciendo lo mismo, etc.

 

Y asumiendo que la mayoría o al menos muchos (me incluyo), desearíamos cambiar algunas cosas que no marchan bien, que no nos llenan, saltaba la pregunta de si estamos a tiempo de hacerlo. Y lo más importante: ¿Cómo diablos?

 

Pues bien. Lógicamente no tengo la solución. Pero me he estrellado tantas veces que alguito he aprendido. Y ni siquiera eso me da autoridad para dar consejos. Solo comparto mis experiencias y aprendizaje por si les sirve.

 

Entonces podemos partir de algo tan básico que nadie se atrevería a cuestionar, pero que vale la pena recordar. Hagamos lo que hagamos, no nos libraremos de vivir las diversas emociones que nos ofrece la vida, que van desde la felicidad extrema hasta el dolor profundo. Es la vida.

 

Pero soy un convencido de que podemos disfrutar UNA EXISTENCIA MUCHO MAS PLENA si es que tenemos el coraje de cambiar todo aquello que nos priva de la satisfacción y felicidad que merecemos.

 

Y aunque Maslow, Seligman y otros famosos gurús se han cansado de esbozar teorías, pirámides y pilares que impactan directamente en nuestra felicidad (autorealización, emociones positivas, afecto, significado, relaciones interpersonales, reconocimiento, salud, finanzas, etc.), podemos simplificar toda esa valiosa información en algunas simples preguntas:

 

  1. ¿Nos encanta la carrera que estamos estudiando?
  2. ¿Nos gusta nuestro trabajo? Es decir, la actividad que realizamos cada día para ganar dinero, ¿Realmente nos agrada, está relacionada con nuestros talentos?
  3. Si ese fuese el caso, ¿Sentimos que estamos en el lugar correcto? ¿Nuestro jefe, nuestro equipo de trabajo, nuestras funciones y demás aspectos nos agradan?
  4. Aunque todos siempre queremos ganar más, ¿Estamos satisfechos con nuestros ingresos? ¿Nos alcanza para llevar la vida que deseamos y además podemos ahorrar sostenidamente y darnos algunos gustos?
  5. ¿Estamos felices con la persona que tenemos como pareja? Más allá de las naturales discrepancias que puedan darse de vez en cuando, ¿Sentimos que esa persona le suma alegría a nuestra vida? ¿Disfrutamos estar a su lado? ¿Respeta nuestro espacio y nuestra libertad? ¿Es con quien deseamos pasar el resto de nuestros años?
  6. ¿Tenemos buenas relaciones con nuestros familiares más cercanos?
  7. ¿Realizamos con frecuencia esas cosas que nos encanta hacer? Nuestra pasión, nuestro deporte favorito, nuestro hobbie, reunirnos con los amigos, etc.
  8. ¿Estamos plenos de salud y bienestar?
  9. ¿Cultivamos algún tipo de espiritualidad que nos aporta paz más allá de los desafíos cotidianos?
  10. ¿Sentimos que nuestra vida es trascendente, que tiene un sentido, una dirección?

 

Si obtienes como respuestas varios “no”, queda claro que estás almidonado en tu zona de confort. Y para cambiar esos aspectos de tu vida debes enfrentar el miedo que implica salir de ahí… y actuar, moverte, atreverte a ir más allá.

 

Quedarse atrapado en la zona de confort (también llamada zona de estancamiento, de conformismo, de mediocridad), es algo muy común.

 

Y más común aún es echarle la culpa a otras personas, a nuestra pareja, a nuestro jefe, a la crisis, al gobierno o a San Benito por las cosas que nos van mal, cuando lo que realmente necesitamos hacer para que “nos vaya bien” es darnos cuenta de que la responsabilidad del cambio está en nosotros.

 

Pero tranqui. Sea como sea actualmente tu vida, tienes la gran oportunidad de que sea mejor. Infinitamente mejor si es que tomas consciencia de este punto y tienes el coraje de actuar a pesar del miedo natural.

 

¿Quieres saber un poco más sobre lo que significa la zona de confort y sobre cómo podemos lograr cambios maravillosos en nuestra vida si decidimos salir de ella y expandirnos?

 

Este video te encantará: https://www.youtube.com/watch?v=i07qz_6Mk7g

 

Que tengas una gran semana!

Namasté.

Fernando Morán Barton